Reacciones y criticas al anuncio de la RFHE de gravar la practica deportiva.

Las primeras reacciones críticas ante este anuncio de la Federación de gravar la actividad deportiva de los federados, ya se han producido. El primer movimiento visible ha sido en el Raid, en el que a través de un blog (raidnacional.blogspot.es) se está promoviendo la recogida de firmas para apoyar una carta de protesta que será remitida a la Junta Directiva de la RFHE.

Han seguido los jinetes de doma clásica, bastante enfadados con los cambios que según comentan son negativos para sus intereses. Estos en un número cercano a los 90 se han reunido en Segovia para ponerse de acuerdo de como enfrentarse a este nuevo “canon”.

“La hípica española también se tendrá que apretar el cinturón” . Ese es el comentario que hizo la junta directiva de la RFHE desde su página web, anunciando un denominado “plan de austeridad”. Un plan que intenta ajustar el presupuesto 2013,”para paliar las restricciones económicas previstas por el Consejo Superior de Deportes (CSD) del año” (aproximadamente 600.000 euros, así como otros 100.000 € que dejarán de recibirse del Plan ADO)

Si bien todavía no es oficial, al no haberse publicado oficialmente las partidas presupuestarias para cada disciplina. La RFHE se adelanta a los recortes que ya les ha anunciado el CSD en sus conversaciones internas.

Presentan un plan de “austeridad” con un conjunto de medidas que “están dirigidas a todos los sectores que integran nuestra Federación y pretenden alcanzar unos resultados que equilibren en lo posible la fuerte reducción de ingresos procedentes de las subvenciones públicas que se prevén a partir del próximo ejercicio”, están diseñadas, según los responsables federativos, “con un espíritu constructivo, tendente a alcanzar la viabilidad de nuestra Federación y especialmente sus objetivos deportivos”.

Antes de entrar a pormenorizar los ajustes, la RFHE dio una serie de datos de lo bien que habían gestionado “la deuda histórica”, y que debido a esto “la Federación puede dedicar todos los fondos a su actividad deportiva y no a programas de amortización e intereses financieros”

Así como, “se ha invertido el peso de la relación entre subvenciones públicas y recursos propios, de forma que se ha pasado de un 70% de subvenciones frente al 30% de recursos propios en el año 2006 a, justo, lo contrario: 70% de recursos propios frente al 30% de ayudas públicas en el año 2012”.

Esto dicho para justificar su nueva actuación de recortes que quieren introducir.Todos ellos a costa como siempre de todos los federados.

En el apartado relativo a medidas de ajuste de gastos y otro de generación de nuevos ingresos, se basa, en la creación de nuevas tasas específicas para: jinetes, propietarios, jueces, técnicos y organizadores. de los deportes hípicos, aquí no se libra nadie.

El plan de recorte de gastos se marca varios objetivos concretos el primero de 155.000 euros e incluye, entre otras decisiones, el descenso del 10% de las retribuciones del personal directivo.

La renegociación a la baja de los contratos de servicios externos en “materias como alquileres, telefonía, archivo, asesorías y gestión informática, entre otras.

Ajustes de la estructura técnica, con un recorte del 10% en los gastos derivados de las contrataciones de técnicos deportivos en aquellas disciplinas en las que deban mantenerse.

A esto me viene a la cabeza que si se cambiaran de sede a otra zona de Madrid, no tan elitista y cara, como han hecho muchísimas federaciones, ahorrarían mas de 150.000 euros y no tendrían que tocar el bolsillo de los jinetes.

Aunque en el comunicado no se ofrezcan datos concretos, se anuncia

– “Descenso general del 10% de los gastos derivados de las contrataciones de técnicos deportivos en aquellas disciplinas en las que deban mantenerse”

– “Revisión del staff de técnicos deportivos”

– “Revisar las condiciones de contratación y de dedicación de los entrenadores de menores”

– “Ajuste proporcionado de gastos de la estructura veterinaria “

Es curioso que en estos cuatro puntos no se extiendan algo mas, ya que no acabo de entender como una federación que se supone debe cuidar la formación correcta de los practicantes tanto jinetes como caballos, puede quitar el 10% de estos gastos, a mi juicio IMPRESCINDIBLES.

En lo que se refiere al ajuste en las ayudas deportivas, que incluye las subvenciones a la competición nacional, dicen “En la misma línea que en el resto de sectores de nuestra economía, las subvenciones (en nuestro caso a los Campeonatos de España) quedarán ajustadas de forma que sólo aquellos que por su complejidad y necesidades específicas de espacio y materiales deban contar con ayuda expresa de la RFHE.”

“Ayudas para los desplazamientos de los miembros de los equipos nacionales

Se ajustarán a unas nuevas condiciones las ayudas a los miembros de los distintos equipos nacionales” y la optimización del número de competiciones a las que será posible asistir. Se estima que este ajuste en concepto de ayudas a la competición supondrá un ahorro respecto del presupuesto anterior de 165.000 euros.

A esto luego justifican la decisión diciendo “ si bien este apartado será el que proporcionalmente se verá menos afectado respecto de otros apartados de gasto. Serán revisadas las aportaciones a los desplazamientos de los citados equipos, así como optimizado el número de competiciones a las que asistirán”

En total, el ajuste en concepto de ayudas a la competición será de 165.000 €

Saben de antemano que esto no va a gustar y se curan en salud intentando justificar la injustificable.

Recursos propios

El plan contempla también una vía para la generación de recursos propios, cuya aportación saldrá de los bolsillos de TODOS LOS FEDERADOS, a los que ellos llaman “los diversos elementos activos del deporte hípico español”

.La más llamativa es la creación de un llamado “canon de habilitación para la participación en competiciones FEI”, una tasa que la RFHE cobra desde el pasado día uno de enero por la tramitación de las inscripciones de los jinetes españoles en competiciones internacionales.

Hasta ahora, la RFHE sólo cobraba los 12€ del coste de la licencia FEI, sin repercutir coste alguno por la gestión y sin obtener ningún ingreso adicional.

Ahora, todos los que tomen parte en competiciones FEI deberán abonar una cantidad para la gestión tanto de su licencia FEI como de las inscripciones en todas las competiciones internacionales en las que tomen parte durante el año.

Este “canon de habilitación” será de 35€ por jinetes y 35€ por cada caballo que inscriban, para los jinetes menores (precio final incluido el canon FEI) y de 50€ por jinete y 50€ por cada caballo para jinetes que participen en competición de hasta tres estrellas. Para competiciones de 4* y 5* de saltos y equivalentes del resto de disciplinas, el canon será de 75 € por jinete y 75 € por cada caballo.

También los jueces, comisarios y técnicos tendrán su llamada “tasa de renovación de actividad”, imprescindible para poder mantener su actividad, que les supondrá un desembolso anual de 35€ además claro está de su correspondiente licencia.

Los comités organizadores tampoco se escapan del “ajuste” federativo, pues tendrán que abonar 180€ anuales por la utilización del programa de gestión de la RFHE si quieren organizar competiciones oficiales, claro está aparte de la licencia anual, que me pregunto yo si este año les incluirá algún tipo de seguro, ya que los últimos años estaba vacía de contenido.

Curioso este canon, ya que son los comités organizadores los que hacen todo el trabajo de meter datos de los avances de programa y luego de los resultados, por lo que debería pagarles a ellos en lugar de cobrarles.

Por último, la junta directiva de la RFHE considera “muy importante evitar el abandono de los deportivasde su ciclo formativo”y anuncia un plan de “fidelización en los programas de Galopes”, para lo que se crean dos “paquetes”: galopes del 1 al 4 (opción) y galopes del 5 al 7, disminuyendo las tasas federativas en un 25%, de forma que las mismas serán de 80€, en lugar de los 100€ actuales.

Sólo en el caso de la obtención de cada uno de los galopes como hasta la fecha, es decir de forma independiente cada uno de ellos, se mantendrá el coste de la tasa federativa por galope.

Vamos un agravio para los que tengan ya algún galope concedido.

En su comunicado, la RFHE también hace referencia al “desarrollo de programas de patrocinio encaminados a cubrir necesidades concretas y extraordinarias, en relación directa con los soportes promocionales (equipos, campeonatos, ligas…)”, sin concretar detalles. En cualquier caso, en el comunicado se estima que los nuevos ingresos resultantes de aplicar estas medidas para la generación de recursos propios alcanzarán la cantidad de 300.000 €.

Curiosa cifra en un año de crisis en el que las Empresas Españolas han recortado gastos y entre ellos los de patrocinio.

Pero claro si las cifras no cuadran es mejor poner la cantidad mas fuerte en esta ambiguedad, ya que no nos dan los nombres de las futuras empresas patrocinadoras.

El comunicado federativo concluye que todas estas medidas “supondrán la generación de unos 600.000 euros que tendrán su origen en el esfuerzo de todo el deporte ecuestre con el fin de garantizar no sólo su continuidad, sino de reforzarlo de cara a años venideros, sin medidas extraordinarias sobre el coste directo de las licencias”.

Solo me resta decir a esto, que no es un año para hacer estos ajustes, y que con ellos van a conseguir que muchísimos jinetes se aparten de la competición.